Viajar con niños a una casa rural

Viajar con niños a una casa rural

En general viajar con niños a pesar de ser una experiencia muy recomendable, desde el punto de vista de la logística siempre suele ser complicado. Cuando es un solo niño puede que sea más fácil, pero a partir de dos, todo empieza a parecerse un poco a los Morancos y Omaita camino de la playa.
En turismo rural, cuando descubres una casa que se adapta a tu familia, siempre gusta repetir. Pero primero debemos encontrar esa casa que va bien con nuestros gustos. Llamar a la casa antes de reservar  y preguntar algunas cosas básicas, nos puede ahorrar muchos problemas.

Os ofrecemos algunas ideas para alojaros y viajar con niños con más comodidad

No todas las casas rurales tienen dotación de cunas o de cunas parque, pero cada día hay más que si disponen de al menos una cuna. Pregunta al dueño de la casa por su disponibilidad. Os ahorrareis tener que llevar la famosa cuna parque; esa cuna plegable diseñada por un ingeniero malévolo, para que los papás queden fatal con sus hijos ante la imposibilidad de montarla bien a la primera.

No todas (aunque si la mayoría de las casas ) disponen de microondas, para calentar biberones o potitos. Hay que preguntar.

Accesos a la casa: Disfrutar del campo es una cosa, y tener que contratar sherpas otra. Algunas casas porque en su rehabilitación han mantenido la estructura original, o por su ubicación, simplemente no son cómodas cuando viajas con niños de ciertas edades. Cuando todavía no han comenzado a andar o necesitan de sillita o cochecito, el acceso desde donde puedes dejar o dejarte el vehículo hasta la casa no puede ser un camino de cabras.

Accesos interiores: Como viajeros nos hemos llevado alguna sorpresa cuando en alguna casa a la que hemos viajado, una de las habitaciones se había construido aprovechando el antiguo pajar, entre el techo y el tejado. Son habitaciones llenas de encanto pero con un acceso habitualmente complicado y/o peligroso para un niño, o para un papá o mamá con un biberón a media noche.

Un rápido vistazo a Google nos permitirá localizar la farmacia, y el centro de salud más cercano. Aunque la atención sanitaria no te va a faltar, la tarjeta sanitaria de los peques, siempre es conveniente.

Los dueños son los que mejor ayuda  te van a ofrecer si necesitas alguna cosa , o te has olvidado de algo.

En Rivero rural apostamos desde el principio por las familias, y que viajar con niños sea divertido. Nuestra casa se rehabilita con los niños en mente, en el patio pueden correr y jugar sin problemas, con toda seguridad, nuestra casa dispone de piscina, que está cerrada y perimetrada.
Distribuimos todas las habitaciones en una sola planta, con salida al patio cerrado y sin accesos complicados; los niños pueden irse a la cama y los papás pueden disfrutar del salón o del patio hasta altas horas sin ningún tipo de problema.



Call Now Button

Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información.

× WhatsApp